(Por: Maura Yanire Melgar)
Dedicarse a la jardinería hogareña es una actividad fácil y placentera. El verano es la época ideal para plantar pues hace crecer las plantas ya sea en jardín o en maceteros, permitiendo que estas expresen a través de su apariencia el cuidado que les proveemos.

Con más luz solar y menos humedad, el verano nos da la gran oportunidad de rodear a nuestras lindas plantas de un ambiente óptimo para que produzcan más hojas, tallos y flores.

Un buen cuido de los ornamentales sean estos de interior o exterior nos enseña a llevar el ritmo de la naturaleza, mejorando nuestro propio ritmo corporal, relajándonos y alejándonos del ajetreo y mundanal ruido.
En ésta época bañada de sol y calor le invito a que compruebe los fabulosos beneficios de dedicarle valiosos momentos de complicidad a sus nobles amigas las plantas y trate de crear su propio ambiente donde pueda compartir con usted misma, su familia o amigas, un rinconcito lleno de verdor, frescura y porque no… hasta misticismo.

Deja un comentario.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.