Trilogía que levantó muertos

editorial 14

Editorial #14

Por: Itsmania Platero

“Los juegos del hambre” es una trilogía de novelas de ciencia ficción y aventura para jóvenes, escrita por Suzanne Collins. Honduras también tiene su trilogía, solo que esta no es una novela de ciencia ficción, “la pobreza, corrupción y la inseguridad “, que encabezan las portadas de otros periódicos del mundo.

Un enfoque de Pablo VI dice: “En la Biblia se describe la abundancia desbordante del mundo y afirma que todo lo que necesita el hombre le ha sido dado para que pueda llevar una vida digna de una criatura hecha a imagen y semejanza de Dios (cf. Génesis 1, 26). Por tanto, no es posible que millones de personas estén subalimentadas o hambrientas porque la tierra es capaz de procurarles lo necesario y, por tanto, la causa de la falta de alimentación hay que buscarla en otra parte”.

Honduras, a pesar de sus inmensurables recursos naturales renovables y no renovables,  es uno de los países más pobres del continente. Ya experimentamos la pobreza crítica, las personas y comunidades no tienen los recursos ni la forma de acceder a los medios que les permitan  satisfacer sus necesidades, menos adquirir la canasta mínima de consumo. El umbral de pobreza se ha estimado en un dólar por persona al día, hoy esta cifra no ha variado mucho.

Hay un crecimiento acelerado en  la carencia de recursos  para vivir: seguridad, salud, nutrición, vivienda y abrigo, educación, trabajo, altas tasas de mortalidad infantil, se necesita una vivienda además de un esfuerzo para “combatir la pobreza y construir la paz”

Khaleda Zia una de las 100 Mujeres Más Poderosas del Mundo, fue en dos ocasiones primera ministra de Bangladés se concentró en los jóvenes, prometiendo medidas para promover el desarrollo humano, económico y social de su país, apoyándose en un programa que obtuvo de un gran consenso de la iglesia católica, retomó y difundió el Mensaje del Papa Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz, invitando al nuevo gobierno a “combatir la pobreza y construir la paz” en su país Bangladés. 20 millones de personas salieron de la pobreza en dos décadas. El número de mujeres en la fuerza laboral se duplicó, pero la tasa de natalidad se redujo.

Lee Kuan Yew un político con visión estratégica y un pragmatismo implacable transformó  Singapur que era una pequeña isla con pocos recursos naturales, a un modelo de éxito económico y próspero. Fue durante más de 30 años primer ministro, canalizó con éxito las energías de su pueblo y creó lo que fue descrito como un auténtico milagro económico, una mezcla de capitalismo privado e intervención del estado, prácticamente libre de la lacra de la corrupción, lo que hizo que los inversores extranjeros acudieran al país. Pero mientras era admirado por sus éxitos en Singapur, creció la violación a los  derechos humanos.

Honduras necesita de  la ejecución de proyectos de infraestructura que tiene a su disposición el gobierno para reactivar la economía pero que actualmente están paralizados, lo que significa que la generación de empleo permanece estancada. También se encuentra estancado el acceso a créditos y préstamos bancarios, una gran cantidad de hondureños de diferentes estratos están en central de riesgo, hasta por el pago mínimo de televisión por cable. No hay obras que mejoren  la calidad de vida de los hondureños, ni productividad de las empresas locales que le darían un impulso clave a la economía que no está creciendo  para sacar de la pobreza a muchos.

Pablo VI  dijo: ” el desarrollo es el nuevo nombre de la paz” Desde entonces, estas palabras se han vuelto cada vez más verdaderas.  Garantizar a todo hombre, mujer y niño “la seguridad alimentaria,  también «la paz mundial», en un momento en que estos valores corren graves peligros”

0 I like it
0 I don't like it

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.