Por: Karla María Núñez
Gerente propietaria
SHAKTI Internacional  (Visita su página en Facebook)

Máster en PNL
Coach y Conferencista

¿Te has dado cuenta de que todos tenemos enemigos ocultos? que constantemente están boicoteando nuestros proyectos, retrasándolos y a veces hasta paralizando nuestra vida.

Te propongo una serie de preguntas que pueden lanzar una nueva luz respecto a donde se encuentra uno de los peores enemigos que puedes tener:

  1. ¿Cada vez que tienes una cita súper importante, todo se complica e invariablemente llegas tarde?
  2. ¿Tienes un evento donde eres la protagonista y resulta que esa mañana amaneces con una gripe horrible?
  3. ¿Se te ocurre un proyecto apasionante, pero a medida que lo piensas no te sientes capaz de llevarlo a cabo?
  4. ¿Tienes un sueño que deseas realizar y lo primero que te dices es:” Por favor se realista”?

¿Te suena alguna de las preguntas? ¿Ves algo que te sucede continuamente? ¿Te sientes identificada con algo? De ser así, te cuento: ¡Tu inconsciente te está jugando en contra! Y no es raro, para la mayoría de nosotros el inconsciente hace de un guardián estricto que no nos permite salir de los parámetros establecidos por nuestra crianza, costumbre y zona de confort.

Pero: ¡¡¡¿POR QUÉ?!!!  Esa es la parte interesante, el inconsciente no busca perjudicarnos, de hecho, es el sistema de protección más avanzado que existe, es tan avanzado que incluso es capaz de generar una realidad ilusoria para disuadirte de que hagas algo que él ve como una probable amenaza para tu seguridad. Por ejemplo: Te estas preparando para salir y piensas que tienes suficiente tiempo para llegar, es más, te da tiempo de revisar un poquito el celular y antes de que te enteres ya se te paso la hora y ahora ¡vas tarde!; Tienes un plan para realizar un proyecto, comienzan las dificultades y lo primero que te dices es: ¡es que esto no es para mí! Y a partir de ahí comienzas a declinar todas las oportunidades porque has comenzado a dudar de ti. Puedo continuar dándote ejemplos e incluso te aseguro que tú ya pensaste unos cuantos.

El propósito de nuestro inconsciente es protegernos y cada vez que nos aventuramos fuera de nuestra zona de confort, él se asusta porque nos adentramos en terreno desconocido donde no sabe cómo hacerlo, sin embargo, lo que llamamos zona de confort es en realidad la zona más incómoda que existe: es donde tienes sueños y no los cumples; donde tus decisiones no dependen de lo que tú quieres sino del qué dirán; es donde vives haciendo algo que no te gusta,  sin atreverte a hacer aquello que va de acuerdo a tus talentos y aspiraciones.

¿Y como podemos jugarle la vuelta al inconsciente? Podemos hacer varias cosas:

  1. Tomar conciencia: Te recomiendo que cada día hagas una revisión de aquello que no salido como tu querías, no para azotarte, simplemente analiza que dependía de ti y considera que estrategias puedes aplicar para una ocasión similar.
  2. Pregúntate: Si comienzas a tener preguntas o dudas acerca de tu capacidad; pregúntate: ¿Y quién dice que no puedo?, ¿Cómo puedo hacerlo?, ¿Cómo me sentiría si todo saliera bien? No te concentres en los peros, concéntrate en lo positivo.
  3. Experimenta: Cambia pequeñas cosas en tu rutina, haz cosas nuevas, para que al momento de que quieras hacer algo grande tu inconsciente no lo sienta como una agresión, sino que haya tenido ocasión de sentir experiencias nuevas que han salido bien y perder el miedo a salir lastimado.

En ocasiones toca recurrir a técnicas avanzadas como las de Programación Neurolingüística, para lograr introducir a nuestro inconsciente nuevos comportamientos, pero la toma de conciencia te dará una visión más amplia acerca de en qué áreas y ocasiones surge el saboteador.

¡Anímate!, el pasado no es una profecía de lo que será tu futuro, tu eres la dueña de tu destino, convierte a tu guardián en un apoyo para lograr todo lo que deseas.

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.